Análisis postelectoral en Debate Directo

junio 28, 2016 § Deja un comentario

 “26J: la estrategia socialdemócrata – Debate Directo 28-6-2016”>Ir a descargar</a>

Con Ana Garrido y María Lois Barrio.

Anuncios

Ecoindignalítica

octubre 15, 2012 § Deja un comentario

España quiere vivir. Una visión de un francés.

Es de mayo.

Sigue siendo actual.

Ella lo rescató

octubre 14, 2012 § Deja un comentario

Frase escuchada en Pretty Woman de boca de ella hacia él.

La he oído muchas veces.

Siempre escuchada de boca de mujeres.

Los cuentos de historia siempre los cuentan al revés, quizá porque están escritos por hombres.

Frágiles de testosterona.

Sólo por adición (1+1) viene la salvación, dice el saber popular.

Si fuera populart me molaría más.

Salvadoras…

Que levante la mano aquél/aquella al que no le haya hundido un salvador.

Acabé en una consulta tumbado de espaldas a un tipo con barba.

Hablando tanto…

que me quedé sin palabras.

La única que nunca dijo que estaba para salvarme fue madre-no-hay-más-que-una.

Incapaz de avisar nunca cuando veía las cosas mal

El peligro real

Ahora huyo.

Felizmente.

No existen los salvadores/as.

Les pasa lo que a dios.

Multiplica por cero y asistirás al espectáculo de cómo la matemática acaba con la religión.

¿Como por arte de magia?

Activo tóxico

mayo 11, 2012 § Deja un comentario

Tóxicas son las setas, todas.

Algunas interesántemente tóxicas

agujeros de gusano cósmicos en el cerebro

jardines de otro conocimiento

Un activo tóxico es una acción del hombre

para beneficio de unos pocos

que se vendió como antes “un mayor” te regalaba droga a la salida del instituto

para que te engancharas y le compraras

En el principio fue el verbo.

Nominar, nombrar.

Para explicar el entorno más allá de los sentidos físicos.

La economía “ultra” usa el verbo para tapar la verdad de sus acciones.

A eso también se le llama política.

Incluso periodismo.

Activo.

Tóxico eres tú, perionomistalítico.

#15M

El periodismo de la tele

mayo 5, 2011 § Deja un comentario

Es la parte final de un artículo escrito por el periodista Mariá de Delás, CNN+, en Público. Aquí la entrada completa.

El periodismo audiovisual pasa por un mal momento.

Al margen de talk shows y programas de testimonios que tienen como protagonistas a provocadores siempre alterados. Además de los canales de radio y televisión que se dedican a difundir información falsa, más allá de los espacios creados para el insulto y la propaganda antidemocrática, programas hipotéticamente destinados a la información llenan gran parte de su tiempo con ilustraciones de guiones pretendidamente ingeniosos sobre ideas preconcebidas en los despachos. Subsisten áreas para el trabajo riguroso, particularmente en el sector público, pero en algunas cadenas abundan los reporteros que salen a la calle con el encargo de obtener escenificaciones y declaraciones de personas que ratifiquen la idea concebida por su editor. El jefe quiere unas frases y acciones concretas. Rechaza cualquier otra cosa. Desea además que quien hable o actúe tenga determinado aspecto. “Ya sabes cómo nos gustan”, llegan a decir. Algunos reporteros no se atreven ni a preguntar si no se lo han encargado previamente.

La información real, recogida en el lugar de la noticia, interesa poco. El periodismo, en televisión, entendido como observación y explicación de datos y hechos significativos de la realidad, se encuentra en retroceso y cede el paso a la propaganda barata y la valoración improvisada sobre cualquier cosa, todo convenientemente acolchado con comentarios sobre la actualidad, unos cuantos sucesos de hígado y sangre y la imprescindible cuota de “corazón”. Habría que pensar en los motivos de todo eso.

Todo lo afirmado por él no sólo es cierto, sino que se queda corto. Si hacemos una análisis más profundo sobre el papel y la responsabilidad social de los medios televisivos (una concesión estatal) la conclusión es terrorífica: están hurtando a la ciudadanía de informaciones relevantes, bien presentadas y analizadas, para que tomen decisiones diarias sobre su economía, sus reivindicaciones, sus opciones políticas y el lugar, no sólo que ocupan en el mundo, sino la perspectiva del que podrían ocupar.

No existe el periodismo en televisión (generalizando) El “Inforteinment” ha triunfado. Las noticias de muchos periodistas están cuajadas de faltas de ortografía aberrantes, de una llamativa carencia de tildes (oyes su voz…), de una sintaxis escatológica…

Los hay que evitan los verbos, las hay que evitan los artículos, se usa el refranero fácil porque no hay desafío intelectual. Muchos suspenderían exámenes, no de secundaria, sino de la EGB o 1º de la ESO. La adjetivación… es una orden. Más adjetivos, mejor redactor.

El sexismo… los hombres tienen poco que hacer como soldados del periodismo. Ha cambiado el mundo, pero no.

Los contenidos… el tiempo, los accidentes, los sucesos… la política nacional se da por obligación, no por gusto, porque los partidos políticos todavía presionan. Pero dos partidos políticos. El periodismo en general es parte del bipartidismo. Y no piensa romperlo porque es fácil y ahorra costes.

Las informaciones internacionales son lo mismo. Se vuelven locos con las grandes catástrofes o desgracias. Libia les puso muy cachondos al principio, pero si no hay secuencias de acción, planazos de sangre, no se informa. Siria… más de lo mismo. Bahréin, no se ha contado nada de la represión que ha acabado con las revueltas. Suma y sigue.

¿Palestinos? ¿Cuálo? Bin Laden… se quiere su foto, no por certificar la veracidad de la noticia de su asesinato, sino por morbo.

No se valora la trascendencia o la relevancia de la información, entra en escaleta si “pone” al editor. Frases: “es un buen tema, pero no tengo espacio en la escaleta” La escaleta en cuestión tiene una pieza sobre un gato que es lo más visto en internet, otra sobre unas ucranianas que protestan en top less habitualmente,  1:10 del gordo más gordo del mundo y otros 60 segundos de apoyo sobre otros gordos del mundo. Información esencial.

Se está imponiendo Internet como fuente de imágenes espectáculares. “Lo quiero” dice el editor. “La noticia” en cuestión no tiene datos, no se sabe ni qué ha ocurrido, ni cómo, cuándo o por qué. Las bases del periodismo.

“Tu describe las imágenes”.

Eso hacemos, describimos las imágenes, sin información adicional. Lo que véis, os lo recontamos con palabras, porque sois tan tontos que os tenemos que decir lo que os entra en la inteligencia a través de los ojos. Patata, patata, patata.

¿Hablamos de deporte o de fútbol? Si, ya sé, de fútbol. Pero sólo Madrid y Barcelona.

Luego está el uso indiscriminado de mujeres guapas y jóvenes, de reclamos sexuales descarados. Si pieza de vacaciones, sólo tías. El cuerpo desnudo de una mujer es belleza, el de un hombre es vulgar. Sí, los jefes son hombres, y las escaletas obedecen a intereses particulares y aficiones particulares. No son pocas las veces que se utiliza la escaleta, a un redactor y a un cámara, para realizar informaciones que sólo reportarán un beneficio al editor de turno vía invitación, regalo o cohecho.

La inmoralidad es de un calibre abominable.

Y luego no puedes informar mal sobre ciertas empresas “por si hay problemas, meten mucha publicidad en la cadena”.

Lo peor, nadie tiene el valor de cuestionar esto desde dentro. Los jefes y redactores jefes agachan la testuz, afirman, no debaten, tienen hijos e hipotecas o se dopan con antidepresivos. La autocensura es brutal. Obediencia debida. Los textos son censurados cuando ofrecen demasiada información (tres datos).

La mediocridad es recompensada, la vulgaridad. El periodista crítico, el que se cuestiona hasta su sombra, es neutralizado. El plano, el correcto, el que no discute y agacha la cabeza mientras eleva las nalgas… viajes, coberturas, vacaciones, dinero, horarios…

En una redacción se ha llegado a escuchar: “los periodistas no estamos para cuestionar las cosas.”

I say peace

abril 18, 2011 § Deja un comentario

http://www.vimeo.com/22519405

Qué buen y sereno tema para este lunes no santificado. No sé si en este momento preferiría comerme una torrija o “pillármela”.

En cualquier caso, no ha lugar, la redacción es un templo átono, un quirófano de lo insustancial donde se escinde lo superficial de lo importante, donde se le da brillo de 50 segundos a lo distractivo y disimulo de 12 segundos a lo esencial. No vaya a ser que… ¿penséis?

Igual tendría que haberme comido la torrija… pa tener la boquita callada.

Los periodistas nos estamos convirtiendo en seres inocuos.

Drawing inspiration

febrero 28, 2011 § 1 comentario

Propuesta: primero ver el corto, luego escribir automáticamente partiendo del vídeo.

Ahí voy:

Belleza y sensibilidad. Abandono y encuentro. Vejez y niñez. Extremos vitales; fracaso; desconocimiento de esa palabra y su capacidad de destrucción anímica. Potencialidad e impotencia. Verdad y mentira. Antagonismos en el ser y el estar. Lo antitético contra lo antiestético. Noticias como silencios. Verdad y mentira, de nuevo, flotando en el desk. Sinsentido e insensibilidad = escaleta de noticias. Caprichos contra obligaciones. Ignorantes triunfantes es igual a sapientes reventados y es igual a destrucción de tejidos. Sociales. Intelectuales. Políticos. Económicos. Poéticos. Cerebros secos en pechos prominentes (cuarteándose).

Escritura automática de tesis y antítesis. Escritura manual que es automática. Paradoja en la esencia. Como tú y como yo. Seca la ilusión, imaginación resquebrajada, se tritura la sonrisa. Estos jefes; nunca de sí mismos. Ignorancia elevada, elavadísima, insospechadamente infinita (opuesta a su propia finitud. Triste tan). Obediencia debida. Silencio. Beneficios y castigos. “Mediocritud”.

Aquí estoy, de lunes 😉

¿Dónde estoy?

Actualmente estás explorando las entradas etiquetadas con reflexión en si todos los chinos saltaran a la vez....

A %d blogueros les gusta esto: