El abandono

abril 29, 2012 § 1 comentario

El abandono es un presente continuo. Pertenece al segundo.

Suma minutos, que pueden ser de eternidad.

Un hasta luego tiene la potencialidad ensoñadora del para siempre.

Tiene la potencialidad del olvido.

Es esencia vital.

No me olvido,

de casi nadie.

Pasan decenas de nombres en la milésima de una vuelta rápida al pasado.

Hoy.

La visión desde arriba hace pequeños los problemas grandes de los individuos.

La perspectiva es un abuso de poder.

Mata en pequeñas unidades.

Que suman multitudes.

Genocidios.

Yo mato por miles de millones los segundos de mi vida.

Un trópico sin frío

humano.

Sueño.

Con el pecho erizado de sal y arena.

Anuncios

Lucky cat

abril 10, 2012 § Deja un comentario

Es una intervención artística.

Ya saben ellos a quién pertenece la dedicatoria. Los dos lo saben.

La armada de la suerte, o la persecución global de la felicidad.

José Couso, 9 años

abril 9, 2012 § Deja un comentario

Esto lo hice para el quinto aniversario de su asesinato.

Sigue siempre válido, porque si algo tiene la muerte, es la eternidad.

Es el mundo de nunca jamás.

Si la muerte es provocada, la eternidad se fija en los vivos.

Hasta que mueren.

Efímeras milésimas cósmicas.

Y la eternidad desaparece.

Porque no existe.

Hoy he recibido siete llamadas de trabajo. Algunas largas.

Era día de descanso.

Qué descansada vida la del que del mundanal ruido huye…

Oye.

V,sss

Más que hoy

abril 6, 2012 § 2 comentarios

El día se ha dividido en un año.

Ha retorcido el espectro de las emociones.

Menos la tristeza.

Qué alegría su ausencia.

Pero el enfado que revoluciona el corazón,

que inquieta la lengua,

agota.

Abono para la tristeza.

Nunca en casa. Esa no existe

Quedan dos años hasta el lunes.

Divididos en días de horas multiplicados por segundos por minuto.

No se si me entran más datos de los que salen.

Los instantes que salen sí que no entran.

 

A 12 horas por minuto

abril 4, 2012 § 1 comentario

La velocidad de crucero está consiguiendo plegar el espacio tiempo: me ha salido un agujero de gusano que atraviesa espalda, pecho y dedo anular de la mano izquierda.

La explotación del trabajador ya no es a latigazos, es a miedos, a horas de 60 meses.

La responsabilidad yergue la columna, que se dobla en la cervical: huye del dolor.

Necesito un chásis de carbono con flexibilidad en la entrepierna.

Para no asustar

No quiero vueltas rápidas. Quiero vida lenta.

¿Dónde estoy?

Actualmente estás viendo los archivos para abril, 2012 en si todos los chinos saltaran a la vez....

A %d blogueros les gusta esto: